Inicio Teléfonos útiles Contacto Campus virtual
Facebook  Twitter Youtube Picasa

/ JULIO 2015

Centro Cultural Mercedes Sosa: Un sueño cumplido para el barrio Los Eucaliptus de Quilmes

Crear un centro cultural en un barrio periférico como Los Eucaliptus de Quilmes es, ante todo, un nuevo reconocimiento de derechos. Allí se inauguró el 9 de julio, el Centro Cultural Mercedes Sosa. Ese día, nuestra querida Mercedes hubiera cumplido ochenta años. Su figura es un emblema de nuestra cultura popular y que ese centro cultural lleve su nombre es tanto un homenaje como una responsabilidad. Eso rescata el Subsecretario de Inclusión y Emergencia Social, Enrique Castro, quien junto con Andrea Barreiro, Subsecretaria de Cultura e Innovación están a la cabeza del Centro Cultural. “Que un lugar como éste lleve su nombre, que la gente trabajadora, la que empuja el país para adelante -y que ella siempre respetó y defendió- se referencie con ella en el barrio es muy importante. También nos carga de una responsabilidad. Hay que hacerle honor al nombre y estar a la altura de lo que ella hubiera querido”, sostiene Enrique.

El lugar donde funciona el Centro Culturales un edificio del Estado que transitó por varias etapas hasta quedar obsoleto. Fue un edificio de Aguas Argentina y también un comedor. Finalmente, en 2012 se decidió remodelarlo y encarar el proyecto de transformarlo en un centro cultural. La iniciativa surgió de Evangelina Ramírez, en ese momento Secretaria de Cultura y Educación de Quilmes y hoy diputada provincial. Así, la Subsecretaría de Cultura e Innovación, en articulación con la Secretaría de Desarrollo Social aunaron esfuerzos y miradas para trabajar en conjunto y lograr lo que hoy es una realidad: que el barrio tenga un centro cultural del cual se siente orgulloso.

El barrio Los Eucaliptus consta de doce manzanas que albergan a unas mil cien familias. Hoy, el Centro Cultural les pertenece y ofrece otra mirada posible, porque el acceso a la cultura cambia el sentido de la vida y sin lugar a dudas aporta felicidad. “Son valores que hacen a nuestra identidad. Tener una identidad cultural y poder reconocerse enriquece la existencia. Compartir con los barrios la música, la plástica, el teatro, es un cambio enorme. Y la mirada sobre la vida va a ser distinta”, sostiene Enrique.


La inauguración

El 9 de julio se realizó la apertura oficial del Centro Cultural Mercedes Sosa. Las banderas de los países de toda la región daban la bienvenida a quienes se acercaban a compartir esa fiesta. Vecinos y vecinas estuvieron presentes junto al Intendente Francisco Gutiérrez, la diputada Evangelina Ramírez y la Secretaria de Desarrollo Social, Valeria Isla. Las chicas del taller de cocina y panadería hicieron locro y pastafrola, y con sus gorros y delantales repartían las porciones con la alegría de compartir un espacio común, disfrutar de estar juntos y respirar el placer que despierta la posibilidad de ver películas, tocar la guitarra o hacer percusión.

Juan Pablo Campos y Maximiliano Regner, integrantes del equipo del Centro Cultural trabajaron durante más de dos años para convertir el lugar en un polo cultural. ​Rodrigo Bellinzona le imprimió la onda con sus murales increíblemente coloridos. Hubo función de títeres, show de clown y un espectáculo de música andina. Maxi cuenta que para la inauguración fueron casa por casa a llevar las invitaciones: “Lo que se vivió fue una alegría, la gente estaba contenta de saber que esto es suyo. Este es un lugar para el barrio.” Juan Pablo agrega: “La idea es que este espacio esté funcionando a pleno. Para el armado de cursos también se tiene en cuenta la demanda del barrio. Adaptarse a las necesidades del barrio es muy importante. Por ejemplo, tenemos previsto empezar un curso de informática y tener una juegoteca para los más chiquitos”. Hoy ya se desarrollan talleres de panadería, cocina, costura, folklore, plástica, guitarra, percusión y muralismo, además del programa Ellas hacen y el Plan Fines.


-El Centro Cultural es también sinónimo de inclusión.


Enrique: La mejor forma de incluir es la transmisión de cultura. Eso lo comprobamos día a día. Actualmente hay actividades para más de noventa chicos. Que hoy todo el barrio se apropie de este lugar es también una revancha a las problemáticas que atravesamos, que no las vamos a negar y en las que seguimos trabajando.

Juan Pablo: Queremos romper el estigma, el rol del Centro Cultural es también ese. Poder tener otra mirada, abrir esa posibilidad. Que la cultura sea un bien de consumo masivo. Esa es una lucha cultural que tenemos que dar. Eso es inclusión. Los espacios son del pueblo, y como tal se lo tienen que apropiar. Estos espacios tienen que servir para encontrarse. Es parte de una construcción cultural, un cambio que estamos empezando a transitar. Lo colectivo y la capacidad de reconstruir el tejido social con la mirada puesta en la apertura.

Maxi:
Acá se le da lugar a los potenciales de la gente. Pensamos al arte como una posibilidad de transformar la realidad a partir de una concientización, ¿qué me gusta?, ¿qué puedo hacer?, darle lugar a eso.


Hoy, el Centro Cultural Mercedes Sosa es presente y es también futuro. ​Participar, aprender, crear, hacer cosas para poder transformar la realidad. Un lugar que aporta esperanza, iniciativa y nuevos descubrimientos frente al mundo.


Centro Cultural Mercedes Sosa: Av. Lamadrid 1902, esquina Av. La Plata, Quilmes Oeste.


Por Laura Rosso



PROYECTOS EN QUILMES

En el marco de las políticas de participación y transparencia, la Secretaría de Desarrollo Social lleva adelante proyectos enmarcados en 4 ejes: cultura, juego, derechos sexuales y reproductivos y educación.

Los proyectos se diseñan y se implementan en conjunto con las Mesas Participativas de Gestión Barrial y el Consejo Local de Promoción y Protección de Derechos del Niño y Adolescentes.

Durante el año 2014, se desarrollaron Proyectos Participativos Sociales, Educativos y Culturales por un monto de TRES MILLONES SESENTA Y DOS MIL QUINIENTOS CUARENTA Y DOS ($3.062.542,43) pesos, destinados a niños, niñas y adolescentes. Los Proyectos se llevaron a cabo en conjunto con las organizaciones e instituciones de los barrios.