Inicio Teléfonos útiles Contacto Campus virtual
Facebook  Twitter Youtube Picasa

/ SEPTIEMBRE 2015

El valor del juego: la experiencia de Poné tu cabeza en juego, en la Escuela Primaria Nº 73

“No te enojes conmigo, enojate con el juego”, le dice un chico de 5º grado a su compañero mientras se debaten un partido de damas chinas. Ambos son alumnos de la Escuela Primaria Nº 73, de Villa Luján, donde este año se implementó “Poné Tu Cabeza en Juego”. El desarrollo de este proyecto, creado por Héctor Canteros y llevado adelante con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Social de Quilmes y la Jefatura Distrital de Educación, propone que chicos y chicas conozcan, aprendan y jueguen juegos de tablero de todos los lugares del mundo. Así, durante dos horas semanales ponen en juego habilidades, conocimientos y estrategias además de entrar en contacto con la historia cultural de cada juego que aprenden. Al mismo tiempo que piensan, se divierten y se ayudan. Porque un espacio dedicado a los juegos, favorece el cumplimiento de este derecho y eso siempre es maravilloso.

Un valor agregado de Poné tu cabeza en juego se observa cotidianamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje, en tanto el intercambio entre pares y la autonomía necesaria para resolver actividades se pone de manifiesto a cada rato en el aula. Pensar nuevos conceptos, adquirir nuevas prácticas, organizar estrategias y evaluar qué decisiones tomar, son situaciones que se presentan en nuestras relaciones interpersonales y por lo tanto, en la escuela.

A través de la participación de esta Escuela en la Mesa Participativa de Gestión Barrial de La Ribera- Villa Luján, se generó un interés por fortalecer espacios y prácticas de promoción del derecho al juego. Para encarar este proyecto, la directora de la escuela, Gladys Raquel Lara, junto a las maestras, profesores y bibliotecaria participaron de tres talleres y de un encuentro realizado en el CPA Leonardo Favio. De este modo, Poné tu cabeza en juego fue llevado al proyecto institucional. “Se incluyó en la planificación y se trabajó desde comienzos de año. Fue interesante e importante. Hasta el alumno más tímido se incorpora al grupo y socializa. Este inicio del trabajo con juegos de mesa nos impulsó a trabajar con otros, como los juegos de patio, el elástico, la rayuela y la soga de saltar”, apunta la directora de la escuela cuya matrícula es de 324 alumnos en ambos turnos. Y agrega: “Con dos horas semanales, nenas y varones participan y se entusiasman con juegos de mesa antiguos y modernos de los que aprenden a conocer su historia.”

En este sentido, la institución decidió crear un espacio de ludoteca en la biblioteca, con varios kits de juegos, y a cargo de la bibliotecaria. Las maestras también tienen juegos en las aulas para que cada grado los utilice durante las horas dedicadas al proyecto. Tableros de damas chinas, yaguareté, ludo y kongo, además de los kits ploteados que se sumaron a los ya realizados con materiales reciclados.

Norma es maestra de 4º grado y mientras sus alumnos y alumnas salen al recreo subraya: “Todo lo que sea hecho en grupo hace que aparezcan diferentes situaciones en las relaciones, y los juegos ayudan a trabajarlas: saber esperar, poder compartir, que otro integrante del grupo aconseje. El trabajo en equipo genera aprendizajes. Cuando trabajas con juegos en grupos se logra romper con grupos que son muy cerrados, ayuda a abrirlos.”

¿Cómo resulta esta experiencia? Andrea, maestra de 5º grado rescata: “Los juegos ayudan a respetar reglas. Establecen normas, y así chicos y chicas se escuchan entre sí y se dan sus tiempos. No les gusta perder, todos quieren ganar. Por eso ponemos foco en que no hay que enojarse, son momentos para compartir, divertirse y disfrutar. Hay que aceptar las reglas del juego, porque en todo hay reglas. Algo lindo fue que se llevaron copias de los tableros para jugar en sus casas. Vino muy bien.”

El juego es importante para el desarrollo emocional y físico. Mientras juegan, chicos y chicas (se) conocen, aprenden, investigan el mundo que los rodea y se relacionan con sus pares. El juego favorece la comunicación y los vínculos grupales, y además contribuye a formar hábitos de cooperación, solidaridad y compañerismo. ¡Qué bueno que chicas y chicos sigan poniendo su cabeza en juego!

Por Laura Rosso



PROYECTOS EN QUILMES

En el marco de las políticas de participación y transparencia, la Secretaría de Desarrollo Social lleva adelante proyectos enmarcados en 4 ejes: cultura, juego, derechos sexuales y reproductivos y educación.

Los proyectos se diseñan y se implementan en conjunto con las Mesas Participativas de Gestión Barrial y el Consejo Local de Promoción y Protección de Derechos del Niño y Adolescentes.

Durante el año 2014, se desarrollaron Proyectos Participativos Sociales, Educativos y Culturales por un monto de TRES MILLONES SESENTA Y DOS MIL QUINIENTOS CUARENTA Y DOS ($3.062.542,43) pesos, destinados a niños, niñas y adolescentes. Los Proyectos se llevaron a cabo en conjunto con las organizaciones e instituciones de los barrios.