Inicio Teléfonos útiles Contacto Campus virtual
Facebook  Twitter Youtube Picasa

/ NOVIEMBRE 2015

Hogar de mis sueños. Una organización social que se sostiene en experiencias enriquecedoras.

El taller de carpintería de la Casa del Niño Hogar de mis sueños fue inaugurado a principios de octubre en un aula que toda la comunidad de esa organización ayudó a remodelar. Un trabajo en equipo que contó con la ayuda de quienes día a día ponen su compromiso y su alegría para trabajar con la convicción de seguir adelante sumando espacios para los chicxs. Juntos pusieron las ventanas, colocaron la membrana para el techo, pintaron las paredes, colgaron los estantes y todo quedó listo tal como se lo imaginaban. Con la ayuda de Alberto Martínez (o Beto, como lo conocen en el barrio, donde vive hace más de cincuenta años y quien tiene a cargo el taller) las chicas, chicos y adolescentes armaron las mesas largas donde trabajan, aprendieron a usar las máquinas y a reutilizar distintos materiales. Se acercaba el día de la familia y la idea era festejarlo llevando a casa percheros y posafuentes de regalo realizados en el taller. Con la dedicación y el esfuerzo que todo aprendizaje demanda, lo lograron, y también hicieron tableros para juegos de mesa que serán destinados a la juegoteca. En poco tiempo aprendieron a manejar las herramientas de carpintería así como la agujereadora, la lijadora, la sierra eléctrica y el cepillo.

Este es un ejemplo de cómo con objetivos claros y un trabajo constante es posible acompañar en el aprendizaje a niñxs y adolescentes y así cosechar experiencias que se sostienen en propuestas enriquecedoras. Desde hace más de veinte años, Hogar de mis sueños es un proyecto educativo, artístico, cultural y recreativo que brinda estimulación y apoyo escolar a chicxs y adolescentes además de ofrecerles actividades de juego y talleres. Está ubicada en el barrio 25 de Mayo de Bernal Oeste, Partido de Quilmes, y cuenta con 145 niños y niñas de entre 6 y 13 años y 40 adolescentes de 14 a 18 años. La organización participa del Consejo Local de Promoción y Protección de Derechos del Niño y Adolescente del Municipio. Asisten chicxs y adolescentes de IAPI, KM 13, La Matera, La Sarita y San Valentín. Su directora, Adriana Díaz comenzó a trabajar en la organización cuando tenía diecinueve años. Lleva veintidós años acompañando y compartiendo las historias de quienes concurren y desde hace dos años dirige la organización. Vive en Florencio Varela, pero siente a este barrio como propio. “Es mi lugar”, dice. Estudió magisterio y vivió el crecimiento de Hogar de mis sueños, año a año.
En la organización tienen taller de cocina, de plástica, de educación física, de tecnología, de murga y de radio -llevado adelante por Cristian Molina, un adolescente que en su momento fue un par y hoy está a cargo del taller que cuenta con equipamiento nuevo otorgado por la Senaf (Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia). Maira Ramos está a cargo de ese mismo taller por la mañana. Va tres veces por semana y además estudia y tiene una columna de radio. “Los adolescentes en general participan en los talleres. En la radio por ejemplo hablaron de bullying, de lo que les pasa a quienes lo sufren”, cuenta Adriana. Ezequiel ayuda a Beto en trabajos de mantenimiento. Milagros está encargada del taller de juego y de la juegoteca donde hay tejo, materiales de arte para dibujar y juegos de mesa como la Oca, el Bingo, el Bucanero y el Preguntados. “Le ofrecimos el taller a Milagros y ella ya encontró su sitio”, detalla Adriana. “En la sala de computación hay otro adolescente encargado del grupo. Cuando superan la edad son invitados a quedarse dentro de la organización haciendo alguna actividad. Varios están becados para que además puedan estudiar.”

El trabajo que realizan en apoyo escolar es muy fuerte. Silvia Pasquale, coordinadora del grupo 1 y Viviana Quiroga, coordinadora del grupo 2 trabajan desde hace nueve años en la organización acompañando los procesos de aprendizaje. Una vez que terminan sus clases, los chicxs se suman a los talleres que más les gustan. La murga también es clave y se muestran orgullosos de participar en ella. ¨Murgueros de corazón¨ es el nombre que eligieron y representa con todas las letras esa auténtica manifestación musical en la que, con bailes y canciones, van mostrando sus pasos al ritmo de platillos, redoblantes y bombos. Tienen estandarte, trajes y bandera de color azul, naranja y blanco y editaron un video del que se sienten muy orgullosos.

“Las mamás y papás están participando cada vez más”, cuenta Adriana. “Ayudan con las cortinas para los salones y con la limpieza. Hay familias muy unidas que nos acompañan a las excursiones y están presentes en el día a día. Una de las hijas de una mamá que ayuda en limpieza, trabaja en la biblioteca y está cargando todo el material en una base de datos. Es un proyecto que articulamos con la UNQ (Universidad Nacional de Quilmes), a través del cual viene Carla, de la Universidad, y le enseña a cargar los libros en Aguapey, un software de gestión integral para bibliotecas. Por eso, Natalia está muy contenta de trabajar acá, que es como su casa porque toda la vida vino aquí.”

El trabajo inmenso que viene llevando adelante esta organización coincide con el crecimiento personal y profesional de muchos de sus protagonistas que encarnan un proyecto sostenido de crecimiento. “Yo estoy feliz”, concluye Adriana mientras prepara las autorizaciones de los chicxs que viajarán en diciembre a Chapadmalal acompañados por las educadoras.


(Por Laura Rosso)



CONSEJO LOCAL

En el Consejo Local de Protección y Promoción de los Derechos del Niño y el Adolescente en Quilmes participan más de 60 organizaciones e instituciones locales, la Secretaría de Desarrollo Social y la Secretaría de Cultura y Educación.

Desde su creación hasta junio de 2015, el Consejo Local realizó 29 reuniones, en donde se delinearon propuestas de acción para la intervención directa en el distrito.

En el 2014, el Consejo Local priorizó el presupuesto para el aumento de la cobertura de proyectos destinados a la niñez y la adolescencia desarrollando una estrategia de trabajo específica para familias con niños, niñas y adolescentes en situación de discapacidad. Además se aumentó el financiamiento de proyectos para organizaciones integrantes en dos líneas. La primera se focaliza en el fortalecimiento institucional y de redes de organizaciones como hogares, centros de día, jardines maternales y casas del niño. La segunda tiene como objetivo desarrollar proyectos comunitarios que se encuadren dentro de los ejes cultura, educación, juego y derechos sexuales y reproductivos.

Durante el año 2014, se implementaron Proyectos Participativos Sociales, Educativos y Culturales por un monto de UN MILLÓN CUATROCIENTOS CUARENTA Y NUEVE MIL TRESCIENTOS DOCE ($1.449.312,73) pesos.